ARMASUR analiza con asociados, nueva ley de cabotaje de pasajeros.

Reunión con asociados informa ley cabotaje pasajeros ARMASUR 22032019 (2)

Informar y analizar con sus asociados que desarrollan actividades de conectividad y turismo de intereses especiales lo que fue el proceso y que dio como resultado, la Ley que modifica el Decreto Ley N°3.059, conocida como Ley de Fomento de la Ley de Marina Mercante de 1979, específicamente en el tema del cabotaje de pasajeros, fue el objetivo de la reunión sostenida entre estas empresas y el brazo ejecutivo de ARMASUR.

La reunión se realizó hoy viernes 22 de marzo en las oficinas de la asociación. En ella, la gerencia general del gremio, expuso las acciones que la organización ejecutó para informar y persuadir a las autoridades pertinentes, sobre la gravedad para la zona austral de que el proyecto fuese aprobado como se redactó originalmente, pues esta última, tiene una dinámica diferente a la del resto del país en  materia de cabotaje.

Manuel Bagnara, gerente general de ARMASUR, señaló al respecto que “esta nueva ley tiene un impacto directo para nuestros asociados de conectividad y turismo de intereses especiales, y como gremio, sentimos que era muy importante entregarles todos los elementos de juicio que en el tema, les permitan estar al tanto de lo que pasó y del escenario futuro con este marco legal aplicado, para que puedan tomar si corresponde, las mejores decisiones”, señaló.

El representante de la asociación de armadores, agregó que “estamos tranquilos porque se acogieron la mayor parte de nuestros argumentos, pero estamos atentos a la puesta en práctica de este nuevo marco normativo para que se cumpla con lo que dice el mismo y que se resguarde la sana competencia en nuestra industria”, indicó.

El proyecto original de cabotaje de pasajeros era perjudicial para la actividad naviera y sobretodo, para el mundo laboral, porque abría de forma indiscriminada sin ningún tipo de excepción el cabotaje de pasajeros, lo que permitía que pudiesen circular cruceros y naves de bandera extranjera en Chile libremente, sin llegar a puerto para el embarco y desembarco de personas. ARMASUR lideró una discusión legislativa, porque la iniciativa legal tenía efectos que muchos parlamentarios no visualizaban, y en esa línea, se buscó explicar que se trataba de un proyecto que si bien era saludable en su espíritu, no consideraba las características de la actividad naviero – marítima desde Puerto Montt al sur, donde hay condiciones especiales desde el punto de vista ambiental y de conectividad. Es otro mundo, donde hay mucha competencia, no como en el norte.

Bagnara adicionó al respecto que “creo que eso se logró establecer y los parlamentarios pudieron ver que efectivamente, ésta era una iniciativa que tenía sentido pero que tenía que ser modificada, y eso se logró con el concurso de todos los actores, en la línea que no se afecta de la manera de lo que habría pasado con el proyecto original”, concluyó.