Armasur apoya a empresas asociadas del rubro acuícola frente caso de wellboats

DCIM100MEDIADJI_0279.JPG

Armasur, como gremio está  apoyando a seis empresas asociadas que prestan servicios de transporte de peces a la industria salmonera y que han expuesto públicamente una declaración en medios de comunicación con  antecedentes objetivos de incumplimientos  respecto el marco regulatorio de la actividad marítima, y efectos en la libre competencia por parte de dos empresas de origen noruego que estarían operando en el sur de Chile.

Ley Chilena de Navegación, tiene restricciones de propiedad y estructura de dotaciones para enarbolar pabellón nacional,  similar a la gran mayoría de los países desarrollados y líderes en la navegación, por esta razón el cabotaje, o transporte de carga vía marítima dentro de un mismo país, queda reservado a naves nacionales y la propiedad, si se trata de sociedades, debe tener más del 50% de capital accionario nacional, sus directores y gerente deben ser chilenos y el 100% de los trabajadores embarcados deben también ser chilenos; todo este contexto se genera por un tema geopolítico y de estrategia de país, lo cual ha sido ratificado en todos los tratados de libre comercio que ha suscrito Chile.

“Así como no es posible que una naviera de capitales chilenos pueda operar comercialmente en otro país como por ejemplo Dinamarca, Noruega o Canadá; es ilegal que una naviera de capitales extranjeros opere en Chile transportando mercancías y realizando cabotaje”, expone el gerente general de Armasur, Manuel Bagnara.

El ejecutivo expone que “seis empresas operadoras de wellboats, asociados a nuestro gremio, Armasur, realizaron consultas formales para que se revise por parte de la autoridad la situación de  compañías noruegas que vinieron a Chile a prestar servicios de transporte de peces vivos y si se cumplían los requisitos legales tanto en lo que respecta al cumplimiento del registro como nave especial o como nave mercante. La evidencia objetiva que como gremio hemos tenido a la vista es que la Autoridad Marítima detectó irregularidades y sancionó. Por su parte, la Contraloría General de la República se pronunció indicando que la sanción pecuniaria impuesta no correspondía y lo que si correspondía conforme a la ley vigente era la caducidad del registro nacional. Estas son las evidencias objetivas”. indicó Bagnara.

Las empresas de wellboats, que prestan servicios a la salmonicultura y que a su vez son socias de Armasur, publicaron una denuncia  pública en medios de comunicación  frente a la irregularidad que realizan dos empresas navieras noruegas que operan en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes. Compañías que habrían ingresado a Chile sin respetar los requisitos de nacionalidad chilena que la Ley de Navegación impone para efectos del transporte de carga de cabotaje, así como las restricciones impuestas en sus registros de naves.

Para Armasur el tema es que todas las navieras en Chile deben cumplir  la legalidad vigente. “Es evidente que somos partidarios que existan reglas que todos cumplan y que exista un marco regulatorio claro. Está en nuestros estatutos el respaldar toda acción que persiga revelar si existen o no situaciones irregulares y si éstas vulneran la legalidad vigente”, expuso el gerente general de Armasur.

Finalmente el ejecutivo indicó que serán los organismos del Estado los que tendrán que ratificar su pronunciamiento inicial. “Ellos sí han detectado irregularidades y producto de ello han sancionado. A la fecha existe una sanción de la autoridad marítima y un pronunciamiento de la Contraloría General de la República que indican que existen situaciones irregulares”.

En el tema legal, Bagnara señaló que  ”cada empresa de asociados está realizando sus acciones y los tribunales ya han acogido una querella presentada. Esta es evidencia objetiva y es ella la que guía nuestro rol”. 

El Llanquihue 30_08IMG_6290